miércoles, 19 de noviembre de 2008

Pasar de grado

Pasar de grado...

Airadamente, un chico le pide a la maestra dejar de estar en primer grado «porque soy demasiado inteligente: merezco al menos estar en tercero», argumenta. La docente lo acompaña a la dirección, y allí el rector lo somete a una serie de preguntas de matemáticas y lengua, que el chico supera sin dificultad. «No hay dudas: este chico tiene que pasar a tercero...», dice el rector. Pero la maestra lo interrumpe:

- ¡Un momento! Yo también quiero hacerle algunas preguntas. A ver, alumno: ¿qué tiene la vaca en número de cuatro, y yo dos?

- Las piernas.

- ¿Que tenés en los pantalones y yo no en los míos?

- Los bolsillos, señorita...

- Qué entra al centro en las mujeres y en la parte de atrás del hombre?

- La letra «e», señorita.

- ¿Dónde tienen las mujeres el pelo más ensortijado?

- En el Africa, maestra.

- ¿Qué es suave pero se endurece en las manos de la mujer?

- El esmalte para las uñas, señorita.

- ¿Qué tienen las mujeres en el medio de las piernas?

- Fácil: las rodillas.

- ¿Qué tienen más amplias las mujeres casadas que las solteras?

- La cama... -

¿Qué palabra empieza con «c», termina con «o» y puede estar limpio u oscuro?

- Simple: el cielo.

- Finalmente, alumno, ¿qué cosa empieza con «c», tiene un agujero y me viste entregárselo a muchos chicos?

- El CD de la enciclopedia, señorita.

Durante todo el interrogatorio, el rector había permanecido en un azorado silencio. Terminado el cuestionario, le dice a la maestra:

- ¡A este pibe hay que ponerlo en cuarto: yo no habría acertado ni una!



No hay comentarios: